Luego de presentarse un incendio en el relleno sanitario ubicado en el municipio de Corregidora, la Procuraduría Estatal de Protección al Medio Ambiente y Desarrollo Urbano (PEPMADU) realizó una visita de inspección al sitio, donde detectó que continuar con la disposición de residuos representa un riesgo, por lo que se recurrió a la clausura total temporal de las actividades.

En la diligencia, los inspectores observaron residuos dispuestos fuera de la celda, las bandas de separación no presentaban actividad reciente, al igual que la presencia de cúmulos dispersos por el predio.

Igualmente, los encargados del lugar no presentaron el registro al padrón de prestadores de servicios ambientales otorgado por la Secretaría de Desarrollo Sustentable (SEDESU), documento que autoriza las etapas relacionadas con el manejo de los residuos, como transporte, almacenamiento temporal, separación y disposición.

La medida impuesta, suspensión de las actividades relacionadas con la recepción y disposición final de los residuos, tuvo como objetivo evitar que lleguen más materiales que puedan contribuir con el incremento del incendio que existe en este momento.

Con acciones como esta, la PEPMADU reafirma su compromiso con el cuidado del medio ambiente y la salud de los queretanos, se continuará trabajando en conjunto con las autoridades estatales y municipales para dar atención oportuna ante incidentes como el presentado en Corregidora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *