22• Nublado

9 de Agosto de 2022 18:48

$20.54

Quién está loco? - La realidad de las enfermedades mentales - Columna

Quién está loco? - La realidad de las enfermedades mentales - Columna


Quién está loco? - La realidad de las enfermedades mentales - Columna


Psic. Xochitl Rodríguez I

E-mail: [email protected]

Las enfermedades mentales

La mayoría de las personas pensamos que, si tenemos una vida más o menos estable, estudiamos, trabajamos, formamos parte de una familia, tenemos amigos y salud física, entonces somos personas sanas tanto física como emocionalmente, pero no tomamos en cuenta la salud mental como parte de las enfermedades que podríamos padecer, ya que consideramos que sólo las personas que están “locas” padecen de alguna enfermedad mental, lo que es totalmente erróneo

En primer lugar el término "loco" ha sido suprimido y no tiene ningún significado en la actualidad en el medio profesional, sin embargo, las enfermedades o trastornos mentales, por el contrario, son más comunes de lo que se cree, de hecho la mayoría de nosotros padece de algún problema psicológico que afecta nuestra vida y a las personas cercanas, por ejemplo, si somos obsesivos con la limpieza o el orden, si eventos sencillos nos ponen demasiado tristes o por largos periodos de tiempo, si nos enojamos de manera irracional, significa que existe algún problema que debe ser atendido con ayuda psicológica o apoyo de algún tipo, para poder corregir esos comportamientos erróneos, mismos que se podrían solucionar de manera bastante sencilla y rápida la mayoría de las veces

Otros ejemplos serían: si tenemos una autoestima baja, imaginamos situaciones inexistentes, somos inseguros, volvemos insoportables las relaciones de pareja, provocamos conflictos que dan fin a cualquier relación, queremos que los hijos no sientan cariño por nadie que no seamos nosotros o que solo confíen en nosotros, indudablemente tenemos un problema que debemos solucionar

El no saber cómo establecer límites, permitir que otras personas nos lleven a situaciones indeseadas, hacer cosas que no queremos hacer, permitir relaciones que no deseamos, no saber decir "No" con tal de que nos quieran o ser aceptados, deprimirnos, sufrir de ansiedad, tener sentimientos de culpa, etc., son indicadores de que existen problemas que afectan nuestra vida diaria, nuestras relaciones de pareja, con los hijos, amigos, familia, trabajo, etc. 

La lista de los problemas que se pueden presentar es bastante más larga: cambios de humor, alejamiento de amistades, problemas de sueño, cansancio permanente, incapacidad para resolver o enfrentar problemas, desórdenes de alimentación, miedos irracionales, temores infundados, enfermedades inexistentes, mentir con regularidad, sentir la necesidad de estar con alguien, temor a la soledad, no poder hacer las cosas por nosotros mismos, ser sobreprotectores, no lograr relaciones estables, inestabilidad en el trabajo, escapar a la realidad, no saber comunicarnos, querer tener el control, siempre creer tener la razón, no saber educar sin violencia de algún tipo, ser agresivos, tener problemas de alcohol, haber vivido algún tipo de abandono, embarazos no deseados o a muy temprana edad, situaciones críticas, enfermedades graves, pérdidas, etc., 

El padecer cualquiera de esos problemas sin duda requiere que busquemos ayuda, solo debemos ser conscientes de que estamos viviendo situaciones que nos hacen sentir mal, que nos afectan a nosotros, a las personas que nos rodean y a las personas que amamos, el aceptarlo no nos hace menos inteligentes o independientes, simplemente nos ayuda a entender que nuestra vida sería mucho más agradable, más sana y con menos conflictos internos, son bastantes las situaciones que podríamos cambiar y mejorar

Si aceptamos que necesitamos ayuda, debemos recurrir a las personas que nos la puedan proporcionar, sin pensar que por ello somos diferentes, al contrario, todos tenemos problemas de algún tipo y en la actualidad se han convertido en algo muy común, los trastornos y enfermedades mentales no son tan raras como se cree, surgen frecuentemente por vivencias a lo largo de la vida por las que todos hemos pasado, que pudieron ser traumáticas y que nos han afectado o dolido, aunque no identifiquemos en qué momento se dieron, que quizá no las hayamos percibido o incluso las hayamos olvidado, finalmente surgen y nos afectan a nosotros mismos y a quienes nos rodean, sí fuimos maltratados, abusados, agredidos, ofendidos, humillados, sufrimos pérdidas, algún tipo de abandono, nos hicieron bullying, etc., es muy probable que surjan comportamientos que debamos corregir 

Se puede decir que en realidad formamos parte de una inmensa mayoría que en la actualidad sufre de algún tipo de problema psicológico, trastorno o enfermedad mental, eso no nos hace ni mejores ni peores, simplemente personas con los mismos problemas y conflictos que los demás y que debemos solucionar, para poder tener ahora sí, una vida más sana


Estamos hablando de: