23• Despejado

23 de Octubre de 2021 18:14

$19.10

¿Por qué el Metro de la Ciudad de México es naranja?

¿Por qué el Metro de la Ciudad de México es naranja?


Querétaro a 10 de octubre del 2018.- Debido al retiro de las placas que conmemoraban ese acontecimiento, hace unos días se habló mucho de la inauguración del Sistema de Transporte Colectivo Metro de la Ciudad de México, cuya construcción inició en 1967.


La inauguración oficial del Metro fue el 4 de septiembre de 1969, cuando el entonces presidente, Gustavo Díaz Ordaz, realizó un recorrido, junto con todo su gabinete y decenas de invitados, por el primer tramo que corría de Chapultepec a Zaragoza.


Desde entonces han permanecido muchas cosas en el Metro de la Ciudad de México, que fue el primero en el país, y el único durante varios años, y una de ellas es el color de sus trenes: naranja.


Aunque desde hace unos años circulan algunos convoyes decorados con diferentes diseños, la mayoría siguen siendo de ese color. ¿Pero sabe por qué los trenes del Metro son naranjas? Aquí se lo platicamos.


En los años 60, la imagen del Departamento del Distrito Federal (que era como entonces se conocía a lo que actualmente es el Gobierno de la Ciudad de México) era color naranja.


Muchos capitalinos quizá recuerden el logotipo que, con algunas variaciones, permaneció hasta la década de los 80 y que contenía las siglas “DDF” dentro de un cuadro color naranja (de hecho, todavía pueden verse colgados algunos de esos letreros por ahí perdidos en algunos postes de la Ciudad de México).


Pero, aunque sí ayudó a tomar la decisión final, esa no es la razón por la que los trenes del Metro son de ese color.



Desde Francia

Gran parte de la tecnología que se usó para construir el Metro de la Ciudad de México era de origen francés, en gran parte gracias a que Díaz Ordaz aprovechó un buen momento en las relaciones diplomáticas de México con ese país.


Parte de esa tecnología fueron los primeros trenes que llegaron para ser usados en el Metro capitalino, los cuales eran modelo MP-68, de rodadura neumática (es decir, usan llantas en vez de las ruedas de metal comunes en los ferrocarriles) y que fabricaba la empresa Alstom, dedicada a la generación de electricidad y que hoy ya ha desarrollado trenes, como el Eurostar, o hasta barcos, como el crucero Queen Mary 2.


Esos trenes salían de fábrica pintados de color naranja para que cada cliente pudiera pintarlos del color que eligiera, es decir, era una especie de color neutro.


La coincidencia

Como ese color coincidía con toda la imagen que tenía el Departamento del Distrito Federal, se decidió dejarlo y es por eso que, hasta hoy, todos los trenes del Metro lo conservan, inclusive los que se fabricaron posteriormente.


De hecho, ese color naranja fue adoptado por el gobierno capitalino para pintar otros transportes eléctricos del DF, como los tranvías y los trolebuses, color que permaneció hasta finales de los 80.

LopezDoriga 


Estamos hablando de: #Viral