23• Despejado

26 de Mayo de 2022 12:29

$19.10

"Lo merecía, pues hice un esfuerzote": Francisco, plata en la Olimpiada Mexicana de Historia

"Lo merecía, pues hice un esfuerzote": Francisco, plata en la Olimpiada Mexicana de Historia


HISTORIA: PATRICIA LÓPEZ NÚÑEZ/LALUPA.MX

FOTOS: RICARDO ARELLANO/LALUPA.MX

Francisco Jesús Ayala Escolano saca de la bolsa izquierda de su chamarra la medalla de plata que obtuvo en la etapa nacional de la Olimpiada Mexicana de Historia 2021 y la muestra sonriente, con orgullo.  "Entre mí sabía que lo merecía, porque hice un esfuerzote", dice el estudiante de cuarto semestre en el Colegio de Bachilleres Querétaro (Cobaq), y quien es originario del municipio de Cadereyta de Montes, Querétaro.

Estaba en casa con su madre. Dice que no quería que nadie lo viera, "porque qué tal si no salía. Primero lo quería ver yo, y si salía (premiado), ya lo iba a difundir. Estaba bien nervioso. Pasaron los agradecimientos. Luego pasó el tercer lugar. Luego, yo, con el segundo lugar. Lo di a conocer a mis familiares. Luego a mis profesores, y de ahí empezó todo esto, las felicitaciones en mi escuela. Me agradó el resultado. Esperaba el primer lugar, pero el segundo también me gustó bastante y me gustó la experiencia, sobre todo".

Marcela Regina Escolano Vargas, madre de Francisco y maestra de secundaria, dice que su hijo siempre ha sido muy dedicado a la escuela y los estudios. Se muestra orgullosa de lo logrado por él.

Recuerda que el día de la premiación ella seguía la transmisión con su teléfono celular mientras Francisco lo hacía en otro dispositivo. Marcela señala que ellos viven solos, pues Francisco es hijo único.

Narra que a Francisco le gustaba de chico acudir a los tours turísticos en el centro de Querétaro, en donde aprendió muchos datos históricos, "era una esponjita". Además de que siempre tuvo mucha ayuda de sus maestras y maestros.

El inicio

Del evento, Francisco, próximo a cumplir 17 años el 11 de enero, dice que se enteró a través de las redes sociales porque estaba buscando una olimpiada de historia, pues siempre hay de matemáticas o física, y quería una que se ajustara a sus gustos.

"Lo que hice fue buscar en Facebook y encontré a la Academia Mexicana de Ciencias, que es la que organiza este certamen. Me inscribí por primera vez cuando iba en tercero de secundaria. Fui en representación de mi municipio. Era uno de los pocos de Querétaro. No había y no hay aún delegado de historia en Querétaro. Tuve que ir hasta Hidalgo a hacer el examen, como primera fase", abunda.

La pandemia detuvo las etapas presenciales de la olimpiada, por lo que todo el proceso, incluyendo la premiación, tuvo que ser de manera virtual.

Indica que su preparación para la olimpiada fue a conciencia, pues debió estudiar todos los temas que se incluyen en la misma, desde el México prehispánico hasta lo contemporáneo.

Los temas, dice, estuvieron divididos en cuatro: periodo prehispánico, virreinato, México independiente y México contemporáneo. Agrega que para esta etapa se preparó con su maestra de historia de la preparatoria, quien lo apoyó estudiando con él una hora tres veces a la semana.

También recibió apoyo de cronistas como Buenaventura Olvera, de Cadereyta, con quien estudiaba en las tardes. De igual manera, Jesús Mendoza, otro cronista municipal, le ayudó revelándole hechos poco conocidos de la historia mexicana. Él también repasaba sus apuntes y veía documentales. "Lo importante es divertirse haciendo esto, porque a la mayoría creo que le aburre, pero siempre hay que encontrarle el lado que no aburra".

Todas las etapas de la olimpiada fueron virtuales. La primera consistió en exámenes con preguntas básicas de la historia de México. La segunda en hacer un cuento de la conmemoración de los 500 años de la conquista española y el paralelismo entre la pandemia de viruela en 1521 y la actual de la Covid-19.

Su cuento, narra, trató de un español que se enamora de una indígena tlaxcalteca que muere de viruela. El hombre regresa a España donde se educa en medicina y regresa al nuevo mundo como doctor en el hospital de Jesús, en la Ciudad de México, todo ello tomando en cuenta el contexto histórico de la época, para hacerlo más verosímil.

Luego, al segundo día, tuvo que elaborar una carta sobre la consumación de la independencia, el día que nació México. Etapa que se le complicó por el tiempo que tenía para redactar, pero su práctica en la literatura le ayudó a librar esta etapa. El martes siguiente de esta etapa, también de manera virtual, se dieron a conocer a los ganadores. 

"No me sentía para nada inteligente"

Comenta que eligió la historia porque "no me sentía nada inteligente (para otras áreas del conocimiento), y la historia es algo que me llama la atención. Tampoco es algo que considero fácil, pues no ha sido fácil aprender durante todos estos años, pero desde que estaba en primaria leía libros sobre la historia de Querétaro, y me preguntaba si todo eso había pasado en el estado".

Ver de niño la pirámide de El Pueblito, Los Arcos, le gustaba, aunque cuando era más chico, visitaba el centro de la ciudad, le parecía monótono, lo veía simple. Con el tiempo comprendió más las cosas y comenzó a apreciarlas de otra manera. Algunas de sus maestras se dieron cuenta de su potencial en la historia y lo comenzaron a motivar más para seguir profundizando en la misma. En la secundaria participó en su primera olimpiada.

Aunque se considera un buen estudiante, reconoce que hay materias que se complicaban en el pasado, pero ahora ya entiende más de otras ciencias, dominando más otras ramas de conocimiento, además de las artes, como música y literatura.

Añade que le gustaría estudiar arquitectura, para restaurar edificaciones antiguas, crear construcciones modernas. Su sueño es restaurar una casona y vivir ahí.

Aprender del pasado

Cuando se le pregunta sobre qué personaje o personajes de la historia reviviría y que le hacen falta a México en la actualidad, dice que serían Moctezuma I, Agustín de Iturbide, Maximiliano y Carlota, así como Porfirio Díaz.

"Lo más importante para México en este momento es recapacitar y tomar en cuenta lo que ellos hicieron y ponerlo en práctica en nuestro tiempo. Quizá ellos no pensaron tanto las cosas, o quisieron actuar en el momento. Es interesante no juzgarlos, no ver la historia como una trama novelística. Creo que es aprender de ellos, ver que hicieron bien y que hicieron mal, para no cometer los mismos errores".

Precisa que la historia es importante para conocer el pasado y comprender porqué pasan las cosas actualmente. Francisco, dice, sabe que le toca escribir su propia historia y por eso aprovecha las oportunidades.



Estamos hablando de: #QRO