23• Despejado

22 de Octubre de 2021 20:05

$19.10

La Reina y El Millonario: Así se comportó Trump con la realeza

La Reina y El Millonario: Así se comportó Trump con la realeza


Julio/14/2018 - Pryven 


Si bien es cierto que algunas de las "tradiciones" casi "milenarias" de los reyes y reinas de antaño son una falta de respeto al valor y la igualdad entre los seres humanos en nuestros tiempos, es bien sabido también que si "alguien", llámese Reina o plebeya te invitan a "su casa" y aceptas, tienes el deber moral y la obligación (en este caso gubernamental) de acatar los principios básicos de "las reglas de etiqueta" otorgadas y presentadas por cada uno de los anfitriones a los que has decidido "honrar" con tu presencia, sin importar si nadas en dinero o en poder. 


El respeto es un valor universal con fundamentos básicos que permiten una libre convivencia pero delimita una franja imborrable sobre las normas morales y sociales que cada persona debe seguir para mantener una equidad entre lo que no deseo hacer y lo que no debo hacer. Sin embargo siempre existen excepciones a las reglas o en este caso idiotas sin respeto por las casas ajenas.


Desde inicios de su mandato el presidente de los Estados Unidos, Donald trump, a demostrado que ninguno de sus más de 3mil millones de dólares le han podido comprar cordura, respeto y sobre todo humildad. Un presidente que saluda apretando la mano para demostrar poder, que antepone las necesidades racistas y discriminatorias (con las que abanderó su campaña), a la salud y el uso de armas que cada año roban vidas de mujeres, hombres y niños en "su país".


Este es Trump, un mandatario millonario que no se percata ni tiene el más mínimo respeto por las personas, sean presidentes, migrantes, reyes, reinas o ciudadanos del mundo, y la pregunta que suena es, que es y cómo actúa en realidad Donald Trump? Como un presidente millonario que vela por su nación a pesar de tenerlo todo o como un millonario que se le antojo ser presidente porque ya no tenía nada más que hacer?.


La visita con la Reina Isabel ll en Reino Unido demostró que el millonario presidente, tiene perspectivas muy distorsionadas sobre lo que es una visita de estado y la importancia de ser emisario de toda una nación.

 

Bastó la primera impresión y un simple reloj para darse cuenta que al llegar 15 minutos tarde a "la cita"  para tomar el té con la reina, en una de las naciones que más promueven la puntualidad, fue un simple capricho y un mensaje directo de "aquí solamente mis chicharrones truenan".


Y por si lo anterior fuera poco, Trump estaba decidió a romper esquemas, con acciones tan básicas pero tan insultantes como darle la espalda a la monarca mientras caminaban juntos para inspeccionar a la Guardia de Honor, siendo una de las máximas que la reina siempre debe ir un paso al frente. 


En resumen nuestro "amigo" presidente del vecino país del norte  es un patan y un mamarracho que como todo adolescente en la pubertad, quiere demostrar que no importa que reglas tenga cada país, el debe romper todas y cada una de ellas sin importar que tan bien o que tan mal pueda hacer quedar a su nación, siempre y cuando sea más reina que la reina. 

Estamos hablando de: