22• Nublado

9 de Agosto de 2022 18:32

$20.54

La adolescencia, la antesala a un adulto consiente, seguro y autosuficiente - Columna

La adolescencia, la antesala a un adulto consiente, seguro y autosuficiente - Columna


La adolescencia, la antesala a un adulto consiente, seguro y autosuficiente - Columna

Psic. Xochitl Rodríguez I.

E-mail: [email protected]

Para muchos padres se ha vuelto muy complicada la convivencia con los hijos adolescentes, se tenía la convicción de que por el hecho de verlos crecer se les conocía a la perfección, pero la realidad ha indicado lo contrario, para sorpresa de los padres, los hijos desde muy jóvenes empiezan a tener su propia forma de pensar, a creer por ello que saben mucho, que conocen de todo, incluso que pueden tomar decisiones y que esto les da derecho a ser independientes dentro de casa, ante esta situación a los padres les está costando mucho trabajo guiarlos y hacerles ver que aunque sean muy inteligentes y cuenten con mucha información, les falta crecer, aprender mucho y madurar y que la independencia sólo se da fuera de casa. Si además se agrega la inexistencia de una buena comunicación, si hubo malos tratos cuando eran pequeños o si crecieron viendo malos ejemplos, el terminar de formarlos y acompañarlos en la transición de niños a adultos se vuelve casi imposible

De algunos años para acá se inició un cambio en la educación de los hijos debido a que la mayoría de los padres que estuvieron en desacuerdo con la forma en que fueron educados, decidieron cambiar y hacer las cosas de manera diferente dando a los hijos lo que a su criterio era mejor, cambiando lo que pensaban que no había estado bien,  si no habían recibido apoyo con los estudios, por ejemplo, ellos si lo darían, si no los habían dejado escoger la profesión, ellos si lo permitirían, si habían sufrido injusticias, no había existido una buena comunicación o les habían impuesto un criterio, etc., lo harían diferente, pero entonces ya no hubo un ejemplo a seguir, no se supo cómo hacerlo y cada vez fue más difícil la educación de los hijos adolescentes 

También sucedió que al tener la libertad de educar a los hijos con un criterio propio los padres se reflejaron en los hijos y empezaron a darles no lo que necesitaban, sino lo que ellos hubiesen querido, creyendo que sería conveniente convertirse en sus amigos y ser sus confidentes y así lograrían un mayor entendimiento, pero los hijos no necesitaban amigos ni confidentes, ellos ya tenían muchos, lo que necesitaban era una figura directriz a quien seguir y de quién aprender y apoyarse, también les compraron a los hijos todo lo que ellos no tuvieron y los hijos crecieron creyendo que tendrían siempre todo en la vida pero como la realidad no es así, perdieron la oportunidad de aprender que para obtener algo hay que trabajar y ganarlo, proyectaron en ellos carencias y frustraciones y se convirtieron en sus iguales pero celosos y posesivos, el resultado fue que los hijos lejos de acercarse a los padres se alejaron porque no era eso lo que querían ni necesitaban

Claro que cuando esos hijos crecieron se convirtieron en padres inseguros que seguían sin saber qué hacer, ni cómo educar, formar, guiar o inculcar valores y responsabilidades a los hijos adolescentes, padres en búsqueda de una mejor educación para sus hijos pero aun ausentes por falta de conocimientos, por lo tanto, los hijos siguen sintiéndose solos, perdidos y desorientados y por supuesto no saben hacia dónde quieren, pueden o deben ir 

Es triste platicar con un adolescente que no tiene ni la más mínima idea de que quiere hacer en su vida, sin metas ni planes a futuro porque nadie lo ha sabido guiar, son adolescentes que por un lado sienten que los padres no los dejan expresarse como quisieran, porque creen que son muy chicos para tener su propia opinión y por otro, contradictoriamente los dejan tomar decisiones que los padres deberían tomar, el resultado: adolescentes desorientados, irritables, groseros, irrespetuosos, enojados todo el tiempo, con los que no se puede conversar porque se cierran, tratando de inventar todo tipo de cosas en búsqueda de una identidad que en casa no encuentran, sintiendo que no pertenecen a ningún lado, a ningún grupo, sin unos padres congruentes y maduros que estén a su lado para guiarlos

Por otro lado existe demasiada información a la que tienen acceso desde muy temprana edad debido al internet, lo que aparentemente podría ser muy bueno para su crecimiento y aprendizaje, la realidad es que como están solos, por lo regular eligen temas tan complicados que en ocasiones aún no se han tocado en casa porque aún no están preparados para ello, sin embargo, ya creen tener el criterio y la información suficiente para formarse una opinión,  cuando en realidad al adelantarse y hacerlo por sí solos lo único que logran es confundirse más y formarse ideas erróneas debido a su carencia de madurez y experiencia

A esa edad son todavía muy manipulables por el entorno, las amistades y los medios y totalmente vulnerables, además se encuentran solos y desorientados, por lo que cada vez les es más difícil encontrar su propia identidad, es por ello que no necesitan padres que sean sus amigos y se comporten como adolescentes, sino padres que los guíen, les enseñen a identificar lo que está bien y lo que no, que les inculquen valores, que los respeten y a quienes respetar, que sepan comunicarse con ellos, que sepan poner límites, para que ellos aprendan que los límites son necesarios para el desarrollo de su propia vida y los puedan poner en práctica desde jóvenes, necesitan de padres que los apoyen en su camino hacia la madurez, que los ayuden a convertirse en adultos preparados, conscientes, seguros y autosuficientes


Estamos hablando de: